jueves, 26 de marzo de 2009

Trasvase. De entrada, no.


...
...NO A LOS TRASVASES, A CUALQUIER TRASVASE. Vaya esto por delante. 
Parece ser que ahora se ha encargado un estudio para verificar las bondades de un trasvase desde Valdecañas hasta la cuenca del Segura. En principio ese estudio ya estaba en marcha hace tiempo, y se ha vuelto a retomar hace ya unos meses, hacia el mes de Agosto del año 2008, aunque por parte de algunos miembros del Ejecutivo del Gobierno Central, el tema no estaba sobre la mesa, aunque otros aseguraban en Valencia, Murcia, etc., que el agua en el Levante le iba a salir por las orejas, amén de a los castellano-manchegos, que todos los regadíos de la zona del acuífero 23 de Ciudad Real, las Tablas de Daimiel, y todas las parcelas circundantes, por cierto todas tienen pozo de sondeo, tendrán agua para poder regar por aspersión cuanto quieran, mojando los vehículos que circulen por las carreteras de esas zonas (experiencia personal).Para ir creando el ambiente adecuado, no han tenido mas que encargar al mas pardillo que se ofrezca como salvador de los intereses hídricos de todas las regiones de España (menos la suya), de la cohesión, de la unidad, de la solidaridad, etc., aún arriesgándose a perder votos, o, a quedar como lo que es un inepto, que no sabe negociar, ni razonar coherentemente, ni defender los intereses de los que le han votado y de los que no le han votado, pero que tienen los mismos derechos.
Los trasvases son perniciosos, y mercantilizan el uso del agua, amén de que nunca van a parar las necesidades de agua de aquellos que viven de ella, pues cada vez se encarecen los requisitos para una mayor producción, y para obtener beneficio, cada vez se necesitará mas agua, pues la demanda siempre irá en aumento, y si ahora cedemos al chantaje de las necesidades, falsas por cierto, de mayor volumen de agua, para evitar el desempleo, falso por cierto, para evitar que los precios de los productos se encarezcan, falso por cierto; entonces, dentro de unos años, no muchos, al ritmo que van la demanda y las necesidades alimentarias, tendríamos un problema mayor, y así sucesivamente; cuando lo que hay que hacer es regular seriamente los recursos de cada región, según recomendaciones de la Unión Europea, que desaconseja los trasvases.
Me pregunto una cosa. ¿Quién va a pagar el trasvase?, ¿con el dinero de quién?, ¿no repercutirá en los impuestos de todos los españoles?, las compensaciones que supuestamente pagarán los receptores, Murcia, Valencia, Alicante, Almería, Ciudad Real, etc. ¿no encarecerán los productos? ¿las deducirán de sus beneficios los agricultores?, las faraónicas obras de canalización hasta La Roda ¿se harán con cargo a los Presupuestos Generales del Estado?.
Entre incremento de precios, impuestos, y otras gaitas, el trasvase nos va a salir por un ojo de la cara, aparte del daño, que se hace a la sociedad extremeña presente y , sobre todo, futura, sin recursos ni posibilidades tendrán que emigrar al Levante.
¿Hasta cuando tendrán los extremeños que aguantar el expolio, el robo, el abuso?
¿Cuándo tendremos un dirigente que defienda nuestros intereses?
¿Cuándo los Gobiernos Centrales dejarán de beneficiar a los ricos explotadores, para repartir JUSTICIA SOCIAL, y no prebendas por intereses partidistas, políticos, particulares, o de cualquier tipo, menos justo?
¿Cuándo dejarán de tener miedo a las regiones con pretensiones soberanistas, dándoles
  todo lo que piden, en detrimento de de las regiones que históricamente mas han contribuido a que esas regiones gocen del estatus del que ahora gozan?
¿Qué seria de esas regiones sin las materias primas que se han producido en estas regiones, ahora, y siempre, pobres por la explotación a que se han visto sometidas?
¿Por qué no se ha invertido en la manufactura, comercialización, transformación, etc. de los productos en esas regiones, y, por el contrario se han instalado en otras?
¿Porqué no se han realizado infraestructuras, como autovías, carreteras, ferrocarriles, etc., incluso para poder llevarse mas cómodamente los productos expoliados?.
 

No hay comentarios: