domingo, 11 de enero de 2009

Guerra del Agua

...Iniciemos con una pregunta. ¿Quien o quienes provocan una "guerra del agua"?.

Según  mi humilde opinión, quienes están detrás de todos los pronunciamientos habidos y por haber, a favor o en contra de los trasvases, son los políticos, única y exclusivamente.

      Tras la tregua navideña comienzan tímidamente a hacerse preguntas tanteando el terreno para configurar una opinión, sin manifestarse claramente en contra o a favor de sacar a relucir el trasvase del Ebro, el posible trasvase desde Cáceres, el trasvase del Ródano, etc.. Ningún político quiere significarse, de momento.

   Ahora se inicia el nuevo año con la transferencia a la Agencia Andaluza del Agua de la gestión del Guadalquivir, pese a la oposición de Extremadura y de asociaciones, tanto ecologistas como de usuarios.

   Para WWSF/Adena, supone esta transferencia una "rotura de la unidad" de gestión de cuenca, "Un punto sin retorno en la crisis del Agua".

   Si vertebramos la gestión de los ríos y de sus cuencas, organizaremos un caos en la determinación de competencias, con implicaciones  que irían mucho mas allá de la administración de los recursos hídricos, pués afectaría a otras regiones y comunidades, amén de los afectados en tramos que se considerarían perjudicados por las actuaciones de las zonas precedentes. Conflicto que no se daría en el caso de una gestión centralizada y coherente.

   En otro orden de cosas, en el diario digital ABC.es, Blanca Torquemada hace un entrevista a Manuél Buitrago, periodista autor del libro Las dos orillas (Agua sin pasión), en la que comentan la caída de  algunos de los mitos de la guerra del agua.

   El primero de los mitos caídos (según el autor) es que el consumo de agua en Murcia, para industria,turismo y abastecimiento ha sido según datos oficiales del Ministerio un 8% menos de lo que se había calculado. A lo que se  añade el comentario de la entrevistadora :"¡Pese al topicázo de los campos de golf!.

  Si el  consumo ha "bajado" con respecto a unas previsiones, no quiere decir que haya bajado, ni mucho menos, pues si calculamos al alza siempre consumiremos menos. Y decir que los campos de golf son un topicázo es, cuando menos, irresponsable y muy partidísta para una entrevistadora que, se supone, debe ser imparcial.

   Otro mito caído, y en eso estoy plenamente de acuerdo, es el de que las desaladóras contaminan por salmuera, cuando no es así por cuanto que los depósitos de  salmuera se sitúan en distintos almacenamientos, y también se está estudiando distintas formas de aprovechamiento.

   Por ultimo se desmonta el mito de la contaminación del agua del Ebro, basado en que en Mayo se pensó derivar esas aguas a Cataluña para abastecimiento.

  Digo yo que para algo están los filtros, las depuraciones, etc. para poder utilizar el agua con seguridad. ¿O no?.

   También se lanza una propuesta, en la citada entrevista, que consiste en la creación de un Banco de Agua, o lo que es lo mismo, construir tuberías desde el Ebro (imagino que también de otras cuencas), distinguiéndolas de los trasvases en que serian solo utilizadas para caso de necesidad comprando el agua puntualmente. Y eso ¿no se llamaría trasvase?, ¿quien decidiría si se vende el agua o no?, ¿quien consideraría cuando y porqué es  necesario comprar agua?. También se habla de unas necesidades máximas para todo el sudeste peninsular de entre 800 y 900 Hms. cúbicos. Pero ¿en que mundo vive este sr. periodista?, ¿no se da cuenta de que a mayor concesión, sigue invariablemente una mayor necesidad y una muy superior demanda?.

   Lo dicho; la "Guerra del  Agua quienes la promueven son los políticos, eso sí, ayudados por los medios de comunicación.

No hay comentarios: